top of page
  • nnataliazo

QUERIDO FUTURO CONSTRUCTOR

querido futuro constructor, inmobilaria e inversionista:

¡qué tremendo estrés es buscar departamento en la CDMX! todos los departamentos son horribles o con un aire de inseguros o disfuncionales o con vistas incómodas o excesivamente caros.

la construcción inmobilaria moderna es un insulto al comprador. se construyen departamentos muy bien solucionados pero con acabados genéricos, en construcciones masivas que no consideran vistas ni asoleamientos, en locaciones imposibles de acceder. o bien, (bien mal) se construyen departamentos donde el edificio carga tanto carácter del diseñador que resulta en espacios imposibles de apropiar. ni me hagan hablar del concepto “loft” que viene a burlarse del comprador moderno, queriendo darle gato por liebre, cobrándole carísimo un “concepto” donde nadie puede vivir realmente cómodo. o peor el estilo “industrial” que intenta vendernos acabados “de onda”, que es otra manera de decir baratos, que eventualmente el comprador terminará cambiando por algo más cálido, pero en especial, por algo más práctico.

los mejores departamentos, lo que todos queremos, son departamentos viejitos pero bien mantenidos, esos departamentos construidos entre 1920 y 1970, que nos hacen sentir que somos parte de una historia y que al mismo tiempo nos permiten iniciar la nuestra.

el edificio Basurto, que nos enamora desde su relación con la banqueta, nos impresiona con su épico vestíbulo y nos acoge con su planta arquitectónica inusual pero bien resuelta. además que logra ser una de las mejores aportaciones al objetivo de 1945, que era densificar la Condesa y diversificar la población atrayendo a la clase media.

los edificios Condesa, que a pesar de ser una construcción masiva, su escala y su diseño de fachada es tan amigable, donde todas las fachadas exteriores son iguales pero cada departamento es único. los espacios son amplios, las ventanas son grandes, los acabados son sencillos pero envejecen con dignidad y estilo. el edificio es tan apropiable que ha sido casa de poblaciones sumamente distintas: familias de clase alta, personas de clase media, artistas plásticos y hoy en día casa de emprendedores que tienen sus showrooms, oficinas y departamentos.

el edificio Mascota, que a pesar de estar rodeado por grandes avenidas, en su interior nos ofrece una escala cómoda. sus patios interiores nos permiten tener la privacidad y el silencio que el contexto urbano no nos ofrece. las calles privadas que son el acceso a los departamentos interiores, son una extensión del espacio público, un espacio colectivo y plural.

el edificio Arizona en la Nápoles, una construcción con el estilo californiano característico de esta colonia. sus balcones redondos, sus grandes ventanas con lindas vistas, sus departamentos con espacios amplios, todos bien iluminados y ventilados. ¿quién no quiere vivir en un departamento así?

se pusieron de moda los balcones, con toda razón, son geniales, pero de repente, todos los edificios nuevos tienen balcones corridos. sí queremos tener espacios exteriores, pero hay veces que el sitio no lo permite. balcones en departamentos sobre periférico ¿quién jamás utilizaría ese balcón? balcones con barandales de cristal, donde si estas usando falda y alguien se para en la banqueta opuesta, te ve los calzones. balcones que te hacen sentir expuesto y que pocas personas habitan y que la gran mayoría de las veces la gente termina cerrando sus cortinas y utilizando el balcón para ampliar sus departamentos o para colgar su ropa mojada.

lo que todos queremos en un departamento, son cuestiones muy prácticas que harán nuestra vida más cómoda y feliz. una cocina práctica, recámaras con clóset, espacio para escobas y cubetas, lavadero, ventanas para todos los espacios de mayor uso, vistas decentes y espacios bien iluminados. creo que no es tanto pedir. si además tiene estacionamiento, vigilancia, un vestíbulo lindo, elevador, áreas verdes, es un edifico sustentable, bien ubicado y a buen precio ¡díganme donde firmo!

cuestionarse las necesidades del habitante y ofrecer soluciones específicas al sitio es el trabajo del arquitecto. habitar el espacio pensando en ti, en tu abuela, en tu mamá y en tus amigos, ese es el trabajo del arquitecto. diseñar algo accesible, construible, cómodo, lindo y que sea buen negocio para todos, ese es el trabajo del arquitecto. responsabilidad ética respecto al crecimiento y la trama urbana, a la economía del país, a los reglamentos de construcción y al calentamiento global, ese es el trabajo del arquitecto y del constructor, la inmobilaria y los inversionistas.

atentamente,

una arquitecta, pero antes, una buscadora de departamento que no ha tenido suerte.

13 views0 comments

Recent Posts

See All

ความคิดเห็น


bottom of page